Argos, más flexible que nunca en su capacidad de integración, el uso de cámaras ya existentes y los modelos económicos.

Tras consolidarse como uno de los estándares en la gestión del tráfico en calles peatonales y cascos históricos en España y tras su desembarco en el mercado exterior el pasado mes de abril en la feria Intertraffic 2016 (Amsterdam) , Argos continúa adaptándose a las necesidades particulares de los Ayuntamientos.

Desde su puesta en servicio en 2010, la aplicación Argos ha incorporado en sus diferentes versiones, todas aquellas funcionalidades y mejoras que tanto las Policías Locales y Equipos de Movilidad Municipales que ya lo utilizan, como otros que todavía no son clientes, pero que han valorado positivamente la aplicación, han ido proponiendo como fruto de su experiencia y necesidades profesionales.

Pero mas allá de este compromiso evolutivo de la aplicación, que es inherente a su propia definición como producto, Argos enfrentó desde 2015 otros requerimientos que iban más allá de la propia aplicación y que se orientaban a que la facilidad de uso de Argos se pudiera aplicar a otros entornos de control, a su posible utilización sobre redes de cámaras ya existentes y por último a su comercialización en formato de pago por uso.
Repasemos algunos de los casos ya implantados, sin citar por respeto a una obvia confidencialidad los Ayuntamientos donde se encuentran en servicio

Integración de Argos con otras aplicaciones:

Una de las funcionalidades más apreciadas por los usuarios de Argos es la facilidad y rapidez que ofrece en la gestión de las denuncias asociadas a infracciones, ahorrando mucho tiempo al personal municipal.
Ante la solicitud de varios Ayuntamientos ya clientes que nos solicitaron que querían utilizar Argos para gestionar otros tipos de sanción diferentes a los propios de Argos ligados a los entornos de calles peatonales y cascos históricos, a fecha de hoy Argos se ha integrado con:

  • Radares ya existentes en el casco urbano
  • Software de gestión de gruas

Utilización sobre redes de Cámaras ya existentes:

Obviamente hay muchos Ayuntamientos que han realizado estos años pasados, fuertes inversiones en sistemas similares a Argos, instalando cámaras y desplegando para su conexión, redes de fibra óptica.

Municipalidades que una vez conocido Argos, lo querían utilizar beneficiándose de sus ventajas, funcionalidades avanzadas y fácil uso, han aprovechado, en muchos casos casi al 100%, las inversiones antes realizadas, en fibra y cámaras, adquiriendo sólo la suite de software Argos.

Comercialización en formato de pago por uso:

bcSistemas aceptó el reto que le plantearon algunos consistorios y ya a principios de 2015 ganó su primer concurso en el que la compañía realizaba toda la inversión en redes, cámaras y software, recibiendo un pago por sanción cobrada. bcSistemas está abierto a cualquier propuesta de pago por uso, sanción, etc.

El sistema se ha ideado y pensado 100% desde el puesto del agente municipal que debe operarlo y nuestro reto es ofrecer Argos como una gran suite de aplicaciones, pero con una gestión rápida y sencilla. Ahora se nos ha pedido un esfuerzo más para integrar otras aplicaciones de control existentes, como por ejemplo los radares, dentro de la facilidad de uso de Argos y bcSistemas ha atendido dicha petición con éxito. Paralelamente y con el objetivo de maximizar la base de sistemas instalados bcSistemas es capaz de hacer correr Argos sobre redes de cámaras ya existentes y comercializarlo en modelo de pago por sanción o por uso", declara José Antonio Illarregui, gerente de bcSistemas.

Nota:

bcSistemas constituyó en enero de 2016 la compañía bcSistemas para el Control de Tráfico s.l., cumpliendo las inversiones y exigente normativa del Ministerio del Interior, para atender la nueva legislación sobre este tipo de sistemas de control basados en videocámaras.

Boletín de Noticias

Recibe en tu correo electrónico la ultima actualidad e información útil sobre nuestros servicios y promociones.
BC Sistemas de Comunicación S.L. © 1990-2017. Todos los derechos reservados.